por: Pastor J.D. Alcalá Bennett

17 Enero, 2016

Serie: Miqueas, el perdón de los pecados

Sermón Miqueas 7

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Miqueas 7 nos ensena el perdón de Adonai sobre el pecado.

 

Miqueas 7 nos enseña el perdón de Dios sobre el pecado.

  1. Confesión de pecados (v. 1-10)

a. La Respuesta de Israel: Lamentando la corrupción causada por el pecado.

(v.1-4) Ay de mí! porque estoy como cuando han recogido los frutos del verano, como cuando han rebuscado después de la vendimia, y no queda racimo para comer; mi alma deseó los primeros frutos.Faltó el misericordioso de la tierra, y ninguno hay recto entre los hombres; todos acechan por sangre; cada cual arma red a su hermano.Para completar la maldad con sus manos, el príncipe demanda, y el juez juzga por recompensa; y el grande habla el antojo de su alma, y lo confirman.El mejor de ellos es como el espino; el más recto, como zarzal; el día de tu castigo viene, el que anunciaron tus atalayas; ahora será su confusión.

El juicio de pecado contra el reino de Israel es inminente. La referencia de anunciar desde las atalayas se refiere a los soldados que estaban esperando la llegada del enemigo que venía en camino para la destrucción del reino. El pueblo tenía que preocuparse de la aproximación de las fuerzas de Asiria.

b. El aire de hostilidad: Sospechas mutuas y enemistades. (v.5-6, Mateo 10:34)

No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca. Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa.

Esta época fue marcada por la deshonestidad e inseguridad. El versículo fue citado por el Señor Jesús en Mateo 10:34, cuando Jesús exclamó que vino no para traer paz mas una espada, para provocar división entre los que van a creer y los incrédulos. Jesús dijo: “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra;36 y los enemigos del hombre serán los de su casa.37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.”

c.Aun si fuese el único, Miqueas confiaría en Jehová. (v.7)

(v.7) Versículo CLAVE: “Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá.”

Comentario MacArthur: A pesar de las circunstancias deplorables, Miqueas, como atalaya de Dios, se dedicaría a buscar por todas partes evidencias de la obra de Dios, y tendría confianza en que Dios actuaria en su propio tiempo y modo.

A pesar de tus circunstancias, tienes que mirar hacia Dios y no dudar.  En medio de una situación imposible, desesperada, tenemos a Dios como nuestro refugio, como nuestra Torre Fuerte.

d. El fin de los que escarnecen a Jehová.

(V.8-10) Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas, Jehová será mi luz.La ira de Jehová soportaré, porque pequé contra él, hasta que juzgue mi causa y haga mi justicia; él me sacará a luz; veré su justicia.10 Y mi enemiga lo verá, y la cubrirá vergüenza; la que me decía: ¿Dónde está Jehová tu Dios? Mis ojos la verán; ahora será hollada como lodo de las calles.

Aquí los versículos 8-10 tratan sobre la nación de Israel después de arrepentirse y El fin de los que escarnecen a Jehová.

Satanás y nuestros enemigos esperan que seamos avergonzados, como evangélicos, como cristianos practicantes, y hay los que desean que fracasemos, o los demonios o los de carne y hueso, pero creeme que cada cristiano que está siguiendo a Dios va a tener sus enemigos- ambos personas y demonios, tu trabajo es confiar en la bondad, gracia y justicia de Dios.  Dios te va a regañar a veces, pero una vez adoptado como hijo, nunca tienes por qué temerle al infierno, así que aunque el mundo desea que caigas en vergüenza, el carácter de Dios es muy diferente, Dios es en quien puedes confiar para ser levantado y restaurado, y los escarnecedores serán avergonzados al ver tu vida refinada y restaurada por la gracia de Dios.

  1. Las bendiciones prometidas a Israel en el reino milenario. (11-13)

11 Viene el día en que se edificarán tus muros; aquel día se extenderán los límites.12 En ese día vendrán hasta ti desde Asiria y las ciudades fortificadas, y desde las ciudades fortificadas hasta el Río, y de mar a mar, y de monte a monte.13 Y será asolada la tierra a causa de sus moradores, por el fruto de sus obras.

  1. 13: Para aquellos que se opongan al gobierno de Cristo, su tierra terminara desolada, Zacarías 14 menciona esto también. Isaías 66:19-20 menciona como los exiliados van a ser traídos hacia Jerusalén por diferentes medios, de diferentes maneras van a llegar al Monte de Sion. Deuteronomio 30:1-6 da estas promesas por la primera vez en las escrituras: Sucederá que cuando hubieren venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, y te arrepintieres en medio de todas las naciones adonde te hubiere arrojado Jehová tu Dios,y te convirtieres a Jehová tu Dios, y obedecieres a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, entonces Jehová hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido Jehová tu Dios.Aun cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá te tomará;y te hará volver Jehová tu Dios a la tierra que heredaron tus padres, y será tuya; y te hará bien, y te multiplicará más que a tus padres.Y circuncidará Jehová tu Dios tu corazón, y el corazón de tu descendencia, para que ames a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas.

El cumplimiento futuro de la expansión de la tierra prometida, bajo el reinado del Mesías en el Milenio.3. Ultimo ruego en favor de Israel: reunido de entre muchas naciones. (14-17)

14 Apacienta tu pueblo con tu cayado, el rebaño de tu heredad, que mora solo en la montaña, en campo fértil; busque pasto en Basán y Galaad, como en el tiempo pasado.15 Yo les mostraré maravillas como el día que saliste de Egipto.16 Las naciones verán, y se avergonzarán de todo su poderío; pondrán la mano sobre su boca, ensordecerán sus oídos.

17 Lamerán el polvo como la culebra; como las serpientes de la tierra, temblarán en sus encierros; se volverán amedrentados ante Jehová nuestro Dios, y temerán a causa de ti.

Las naciones se pondrán la mano sobre la boca, cuando veán el poder de Dios a favor de su pueblo restaurado. Otra vez hacía referencia a cuando Dios mostró su potestad en sacar a los israelitas de Egipto, esta vez todas las naciones, no solo Egipto van a ser testigos del poder y se avergonzaran y finalmente van a temer a Jehová después de haberse burlado.

4. En Dios hay Perdón y triunfo sobre los pecados: El Triunfo de la Gracia. (18-20)

18 ¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.19 El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados. 20 Cumplirás la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.

Salmo 130 respalda esta enseñanza en Miqueas 7,

Ambos:

–a. de la necesidad de que esperamos en Dios

-b. también que confiamos en que hemos sido perdonados:

Salmo 130:3-5 “JAH, si mirares a los pecados, ¿Quién, oh Señor, podrá mantenerse? Pero en ti hay perdón, Para que seas reverenciado. Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; En su palabra he esperado. (Como dice Miqueas 7:7: “Esperaré al Dios de mi salvación.”)

CONCLUSIÓN: Miqueas 7 nos enseña el perdón de Dios sobre el pecado.

  1. Dios sepulta nuestros pecados. V. 19
  2. Dios echa nuestros pecados en lo profundo del mar. V. 19

Estos hechos muestran porque deseo servir a nuestro Creador. El es el Dios que necesito, me perdona siempre, pasa de largo mis debilidades, me muestra misericordia y compasión, conquista el poder del pecado sobre mi vida y echa mis pecados hasta el fondo del mar. Hay que confesar tus pecados y confesar que Cristo es tu única esperanza para ir al cielo.

Romanos 10:9-10: “Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.”

Romanos 5:8 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.” La salvación no es un derecho de los justos es un regalo para los culpables.

 

agua-viva-campo-de-gibraltar
Agua Viva Campo de Gibraltar

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s