Iglesia Evangélica de La Puebla del Rio (Sevilla)

Serie a través de La Epístola de Romanos: Romanos 14:1-12

9 de marzo

Image

 1.         No juzgues tu familia en Cristo. Cosas triviales han causado separaciones en la iglesia, divorcios, así que necesitamos las cosas claras para tratar con asuntos pequeños, que no son asuntos de salvación.  (v.1, 4, 10)

 2.       Si Dios los han recibido, ten cuidado que no juzgas uno que Dios ha recibido. (v.3, 10)

 3.       Los fuertes y los débiles fueron recibidos de Dios, y Dios mismo los van a ayudar sostenerse en pie en el día de juicio.  (V.3-4)

 4.       Pensamos en las cosas grandes de Dios, o discutamos de los detalles pequeños? (v.2-6)

 5.       Si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos. Para esto mismo murió Jesucristo, para ser Señor tanto de los que han muerto como de los que aun viven. (V.8-9)

 6.       Se convencido lo de que haces lo haces por Dios, y no hay que importar lo que la gente piensan de ti.  Lo que tú haces, lo haces para el Señor. (v.5, 10-12) (Gálatas 1:10)

 7.       Él es quien nos cualifica, Dios nos sostendrá y nos hará estar en pie en el último día. (V. 4, 1 Thes. 2:4-7)

La división y la des-unidad siempre han sido un problema para el pueblo de Dios. Solo hoy en día? Quien puede olvidar la des-unidad y los complots entre los hijos de David? Todos los príncipes de Israel tenían al Hombre de Dios, David, como padre, pero estaban viviendo su vida para Dios también? Todos amaban a su hermano? Amaban a su prójimo? Los hijos de David pecaron uno contra el otro. Uno violando a su hermana la princesa. Otro tomando venganza contra su hermano, otro Absalón, intentando un golpe de estado contra su padre David. Incluso después del fallido golpe de estado hubo un conflicto por el trono de David entre Adonías y Salomón. En el nuevo testamento tenemos a los Corintios peleando por posiciones en la iglesia e incluso a los hermanos denunciándose unos a otros en las cortes, siempre hemos tenido el factor humano, “cada uno por lo suyo”, y gracias a Dios tenemos el consejo de Dios aquí para saber qué hacer con hermanos que tienen diferencia de opinión. 

 

Pablo utiliza grandes verdades para contestar a pequeñas disputas eclesiásticas y discusiones en la iglesia. Cuál es el motivo de las divisiones? días festivos y que es lo que puedes comer o no comer. Yo recuerdo una familia de mi iglesia que estaba poniendo un árbol de navidad por primera vez en su casa. Todos los años anteriores habían pensado que era pagano tener un árbol de Navidad y no querían ofender a Dios. Cuando finalmente estuvieron convencidos de que no ofenderían a Dios celebrando la navidad, sus hijos estaban encantados de poder decorar la casa por la primera vez.  Otros piensan que el decorar la casa para navidad da más gloria a Dios que no decorar. Ellos también quieren honrar a Dios. Se con certidumbre que existen los creyentes que juzgan a los que ponen un árbol de Navidad y decoraciones de papa Noel. Sé que los que adoran el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre menosprecian a los que no lo hacen, llamándoles “testigos de Jehová” o “fanáticos”. Es una situación parecida en este pasaje, ambos grupos quieren honrar a Dios, unos los domingos por la mañana, otros: sábado o viernes por el atardecer, otros todos los días, todo el año.  El consejo de Pablo y de Dios?:

  1.   No juzgues a tu familia en Cristo.  Como dice 1 Juan, como puedas decir que eres hijo de Dios y aborrecer a tu hermano? Vemos en los últimos versículos que dice que:El juicio viene. Mejor preste atención a sí mismo.’ Cosas triviales y discusiones sobre tonterías como carne y días festivos y cosas aun más triviales han causado separaciones en la iglesia, divorcios, así que necesitamos las cosas muy claras para tratar con asuntos pequeños, que no son asuntos de salvación.  
    1. Si Dios los ha recibido, ten cuidado de no juzgar a uno que Dios ha recibido. “porque Dios le ha recibido. V.3”  Todos tienen un señor, y ese señor no eres tú, así que deja que el Señor de esas personas los juzgue en asuntos pequeños.  Debemos ser aceptados y aceptar a otros a pesar de esos problemas.
    2. 3.       Los fuertes y los débiles fueron recibidos por Dios “porque Dios le ha recibido. V.3”   y Dios mismo los van a ayudar a mantenerse de pie en el día del juicio.  “¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio Señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme.”
    3. 4.       Pensamos en las cosas grandes de Dios, o discutimos de los detalles pequeños?Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme. Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios.”
    4. 5.       Si vivimos, para el Señor vivimos, y si morimos, para el Señor morimos. Comparación de cosas pequeñas: días festivos o si comes durante la barbacoa de la iglesia o no, que estés convencido en tu mente y que lo estés haciendo para Dios. pero no discutas, porque realmente importa? La vida y la muerte, estas cosas si importan! y quien es juez en el día de la muerte? Cristo! y quien nos puede sostener en el día del tribunal, Cristo! y quien es Señor de los muertos y los seres vivos: Cristo! “Porque Cristo para esto murió y resucito, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven.” (V.8-9)
    5. Debes estar convencido de que lo que haces lo haces para Dios, y no debe importar lo que la gente piense de ti.  Pablo está diciéndole a los romanos: Estén convencidos en sus mentes de sus convicciones. Estén seguros de sus creencias, y vívanlas para el Señor. V.5 “Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido de su propia mente.”   Simplemente no importa lo que piense la gente de ti, cuando tu eres autentico ante tu Dios y cuando Cristo está viviendo en ti, no tienes que tener miedo de otros y ser esclavo de que van a pensar los del mundo, eres propiedad de Cristo. No importa lo que piense la gente, vuestro trabajo es someterse a Él,  agradar al Señor del universo, y el os dará toda la validación que desean. Si tu consciencia te dice que no fumes más, pues no fumes más. Si tu conciencia te dice que no debes de ver una película con palabrotas o con violencia, pues no mires tales, si es un pecado para ti, entonces no lo hagas, pero hazlo para el Señor, y no te pongas a forzar a los demás hermanos a cumplir también con tus convicciones. La iglesia ha sufrido suficientes Inquisiciones, no necesitamos una más hermanos. Cuando tú te inclinas ante Cristo, te transformas en un ser autentico, firme, porque Dios te va a hacer firme en el tribunal de Cristo. V.10 “Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 11 Porque escrito está:
          Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios. 12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.”

 7.        Él es quien nos cualifica, Dios nos sostendrá y nos hará estar de pie en el último día.

como nos enseña 1 Tesalonicenses 2:4-7:  “Sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo;ni buscamos gloria de los hombres; ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo.Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos.”    Él es quien nos cualifica, Dios nos sostendrá y nos hará estar de pie en el último día. Todo para El, tu vida para El, tu muerte para Él, el es Señor de ambas. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s