Yahve es Salvación

Serie de Navidad – Jesús: Yave es Salvación

Lucas 1: 31-37 & 2:11, 25-35

Por. J.D. Alcalá Bennett

Agua Viva Campo de Gibraltar

Intro: Isaías 60:3 “ImageY andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.”

“Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. 32 Éste será grande, y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre; 33 reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su Reino no tendrá fin.

34 Entonces María preguntó al ángel:—¿Cómo será esto?, pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: —El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que va a nacer será llamado Hijo de Dios. 36 Y he aquí también tu parienta Elisabeth, la que llamaban estéril, ha concebido hijo en su vejez y éste es el sexto mes para ella, 37 pues nada hay imposible para Dios.”

El Mensaje del Ángel, Gabriel:

No tengas miedo, tendrás un hijo.

“llamarás su nombre Jesús.” Yehoshua, Yahve es Salvación.  Hoy nos vamos a enfocar en la Salvación del Salvador, en este cumplimiento de la palabra de Dios, de proveer Salvación a Israel y también a las naciones, como prometió en su santa palabra. Antes de esto, vamos a considerar las cinco promesas dadas aquí en Lucas 1:32&33, sobre este bebé.

a. Éste será grande.  Como dice Isaías 53:12yo le daré parte con los grandes”

Esto forma parte también en cuanto a profecía cumplida, porque si el hijo de María hubiera sido un hombre normal, o malo, olvidado por toda la historia, sería una prueba de que era un ángel falso o que Lucas era falso, pero NO, todo lo contrario, no hay otro nombre en el mundo en el día de hoy más famoso que: Jesús!  JESUS, el nombre dado desde cielo, de la boca de Gabriel a María, con el cual podemos ser salvos, como dice Romanos 10:13 “porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” No hay nadie tan grande o poderoso como Jesús, quien está sentado a la diestra del Padre.

 b. Será llamado Hijo del Altísimo.

Esta revelación hace necesario decir que el niño, no solo seria grande, no solo seria rey de Israel, no solo sería el Mesías, sino que también, este niño era el hijo de Dios, con igualdad con Dios Padre. Podemos ver cómo era entendido perfectamente en aquellos días que el decir que Jesús era el hijo del Altísimo, era igual que decir que Jesús era hijo de Dios, que Jesús era Jehová. Yo y el padre uno somos. Si me has visto a mí, haz visto al Padre.  Como dice Mateo 11: 27 por ejemplo: Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.

Asi que María entendido que su niño era el hijo de Dios,  y con razón María preguntaba, no dudando, pero exclamando “¿Cómo será esto? ¿No conozco varón?”

 c.El Señor Dios le dará el trono de David, su padre.

Mateo 2:4, Miqueas 5:2, Ezequiel 37: 21-27

 d. Reinará sobre la casa de Jacob para siempre. Lee Zacarías 14:9

Salmo 132: 10 Por amor de David tu siervo
No vuelvas de tu ungido el rostro.

11 En verdad juró Jehová a David,
Y no se retractará de ello:
De tu descendencia pondré sobre tu trono.

12 Si tus hijos guardaren mi pacto,
Y mi testimonio que yo les enseñaré,
Sus hijos también se sentarán sobre tu trono para siempre.”

Isaías 9:6-7 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.”

Jeremías 33: 16  “En aquellos días Judá será salvo, y Jerusalén habitará segura, y se le llamará: Jehová, justicia nuestra.17 Porque así ha dicho Jehová: No faltará a David varón que se siente sobre el trono de la casa de Israel.”

e. Su Reino no tendrá fin:

Isaías 9:7 “Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino.”

Apocalipsis 11:15 “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de suCristo; y él reinará por los siglos de los siglos.”

Apocalipsis 12: “Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.”

2. “Llamarás su nombre Jesús.”

El Mesías es la fuente de salvación, como indica su nombre: Yeshua, Jesús.

ישוע : Yahve es Salvación

Lee Lucas 2:25-35: Había en Jerusalén un hombre llamado Simeón. Este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él. 26 Y le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes que viera al Ungido del Señor. 27 Movido por el Espíritu, vino al Templo. Cuando los padres del niño Jesús lo trajeron al Templo para hacer por él conforme al rito de la Ley, 28 él lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios, diciendo:

29 «Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz,
conforme a tu palabra,
30 porque han visto mis ojos tu salvación,
31 la cual has preparado en presencia de todos los pueblos;
32 luz para revelación a los gentiles
y gloria de tu pueblo Israel».

33 José y su madre estaban maravillados de todo lo que se decía de él. 34 Los bendijo Simeón, y dijo a su madre María:

—Éste está puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel, y para señal que será contradicha 35 (y una espada traspasará tu misma alma), para que sean revelados los pensamientos de muchos corazones.

 Simeón, lleno del Espíritu Santo, daba gracias a Dios por haber permitido el nacimiento de su salvación, su Cristo, su Jesús.   La salvación es un tema típico hablando del Señor en el AT, es fácil recordar los salmos de David clamando a Dios, su Salvador. Es interesante que el Señor decidió honrar a David su siervo y ungido, dándole un descendiente, un hijo, que se sentaría en su trono, que sería el ungido del Señor, hijo de David, y sería también, a la vez, El Salvador, Dios Fuerte.  Así que Dios, obrando en el misterio del nacimiento de su hijo, en el misterio de su plan de salvación- unió la casa de su ungido David, consigo mismo, creando un niño, el niño Jesús.

 Salvación en Lucas:

Simeón: 2:32: porque han visto mis ojos tu salvación,
31 la cual has preparado en presencia de todos los pueblos;
32 luz para revelación a los gentiles
y gloria de tu pueblo Israel».

Los Ángeles: 2:11  “que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.”

María: 1:47 “Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.”

Isaías 60: 18 “Nunca más se oirá en tu tierra violencia, destrucción ni quebrantamiento en tu territorio, sino que a tus muros llamarás Salvación, y a tus puertas Alabanza.”

Isaías 62: 11-12 “He aquí que Jehová hizo oír hasta lo último de la tierra: Decid a la hija de Sion: He aquí viene tu Salvador; he aquí su recompensa con él, y delante de él su obra.12 Y les llamarán Pueblo Santo, Redimidos de Jehová; y a ti te llamarán Ciudad Deseada, no desamparada.”

Isaías 12:2 “He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová, quien ha sido salvación para mí.”

Zacarías: “69, 71  Y nos levantó un poderoso Salvador
En la casa de David su siervo,”

71: “Salvación de nuestros enemigos”

77: “Para dar conocimiento de salvación a su pueblo,
Para perdón de sus pecados,”

Salmos 140:7 “Jehová Señor, potente salvador mío,
Tú pusiste a cubierto mi cabeza en el día de batalla.”

3. el Ungido del Señor es el Salvador prometido.

Recordamos de hace dos semanas que El Mesías, traducido en griego es Cristos, ambas palabras, Mesías y Cristo quieren decir: el Ungido del Señor.

Vamos a mirar un poco de las promesas sobre la Salvación y el Ungido de Jehová en el AT:

Salmo 20:6 Ahora conozco que Jehová salva a su ungido; Lo oirá desde sus santos cielos Con la potencia salvadora de su diestra.

132:10&11 Por amor de David tu siervo
No vuelvas de tu ungido el rostro.

11 En verdad juró Jehová a David,
Y no se retractará de ello:
De tu descendencia pondré sobre tu trono.

Lamentaciones 4:20: El aliento de nuestras vidas, el ungido de Jehová,
De quien habíamos dicho: A su sombra tendremos vida entre las naciones, fue apresado en sus lazos.

En Lucas:

Lucas 2:26: que no vería la muerte antes que viese al Ungido del Señor.

Lucas 4:18-21: El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;19 A predicar el año agradable del Señor. 20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.”

-Cuando Cristo dijo: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Estaba diciendo claramente a los judíos observantes de la Ley que él era el Mesías, y diciéndolos la verdad en la sinagoga, en público.  Por eso en el Evangelio de Juan, cuando los Fariseos les preguntan porque él no les dice claramente si es el Mesías o no, el responde diciendo, les he dicho quien soy, y no me creísteis. Decirle a un judío en el siglo uno, que uno era el ungido del Señor, era algo que ellos entendían perfectamente lo que quería decir.  A unos fieles al Señor, como hemos visto en las vidas de Zacarías y Elisabeth, el Señor les contesto sus oraciones. A Simeón y Ana, Jehová les contesto sus oraciones de ver la consolación de Israel, la llegada del Ungido del Señor, la llegada del Hijo de David. Ellos estaban buscando a Jesús, y le encontraron.  También los reyes del este buscaban a Jesús, como leímos en Isaías 60, buscaron la luz de Jesús, y fueron exitosos.

Jesús nos invita a buscarle.  “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

“Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;19 A predicar el año agradable del Señor.”

Conclusión: Puedes tú decir las palabras de Isaías? He aquí Dios es salvación mía.

Haz conocido la salvación que te cambia, que te hace nueva criatura? Haz conocido a este niño que aparece en las banderas colgadas de los balcones estos días? Es más que un niño, se llama :Yahve es salvación. Dios es Salvación. Conoces la salvación de Dios? Haz puesto tu fe en el Poderoso Salvador? 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s