Dada el 8 de septiembre, 2013 por J.D. Alcala Bennett en 

La Iglesia Evangélica de La Puebla del Rio, Sevilla, ES.

                                                                Serie a través de La Epístola de Romanos

Romanos es La gran epístola del Nuevo testamento. En el comentario de Romanos del erudito John MacArthur habla de cómo unos versículos cambiaron para siembre a unos de los más grandes cristianos de todos los tiempos. En su introducción habla de cómo un hombre en el año 386 abrió un rollo del libro de Romanos, y  leyó  tan solo Romanos 13:13 (“Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia…”), y fue cambiado para siempre. Fue San Agustín, una gran figura en la historia primitiva de la iglesia, mil años después la iglesia católica sufriría gran corrupción y herejía alejándose más y más lejos de las escrituras y yéndose más hacia tradiciones inventadas en los pueblos, como lo del Rocío.  Un monje de la orden de Agustín era profesor de la Biblia en la Universidad de Wittenburg y al leer Romanos noto las grandes diferencias entre la enseñanza de la iglesia católica y lo que enseña Romanos.  Lutero empezó a contemplar día y noche la justicia de Dios y como, a través de Su gracia y misericordia, nos justifica por fe.  Al entender su justificación por fe, fue nacido de nuevo y después de esta experiencia escribió que él sentía como si hubiese pasado por las puertas del paraíso. Lutero predicó la palabra y despertó a un mundo dormido en tradiciones y doctrinas falsas. Siglos después de Lutero, un tal Wesley, un reverendo anglicano de Inglaterra quien se sentía confuso sobre el significado del evangelio y de su propia salvación, decidió  asistir a una reunión cristiana, donde abrieron el comentario de Lutero sobre Romanos, y al oír como Dios cambia el corazón del hombre, entendió el evangelio por la primera vez. John Wesley viajo predicando el evangelio por Inglaterra y los Estados Unidos, llevando un avivamiento por donde iba. El y otros predicadores de esta época son acreditados como los pioneros del Gran Avivamiento de los Estados Unidos.    Estos tres hombres – Agustín, Lutero y Wesley, fueron cambiados para  siempre por estudiar Romanos, y así son mencionados en los libros que hablan del impacto que ha tenido la gran carta a los Romanos. 

Hay otro hombre de la historia que debemos de mencionar. El Fariseo Saulo de Tarso. Saulo era un judío ultra-religioso, un Fariseo, y había estudiado la Biblia toda su vida pero intentaba agradar a Dios cumpliendo la ley de Moisés, es decir, por meritos propios. Hizo un gran esfuerzo toda su vida, primero para ganar su salvación y después hizo un gran esfuerzo para perseguir a los primeros cristianos, pensando que así estaba agradando a Dios. Saulo arrojo a tantos judíos cristianos en la cárcel e hizo tantas matanzas de ellos, que unos comentaristas incluso piensan que Pablo pudiera haber sido capaz de destruir a la iglesia en su infancia, pero Dios tenía otras ideas en mente, y como sabemos, Saulo fue detenido por el mismo Hijo de Dios cuando iba rumbo a Damasco, y fue cambiado para siempre. El mismo Fariseo que perseguía a los cristianos se convirtió en uno de los grandes misioneros cristianos de todos los tiempos.    

Allí en sus hojas tienen un resumen de Romanos para ayudarles a ver como está dividido el libro, y como vamos a estudiarlo este otoño.  

La primera parte de Romanos, habla sobre la Doctrina Cristiana.

  1. Condenación: Capítulos 1 al 3:19. La ira de Dios es revelada. Estos 3 capítulos tratan de la Esclavitud del pasado bajo el pecado, del castigo en el futuro juicio, del poder del pecado en el presente y de la futura presencia del pecado. Es decir, el pasado, presente y futuro del pecado.
  2. Justificación: Capítulos 3:20 al 5. El Señor provee sin reservas. Somos libres del castigo que merecemos por nuestro pecado.  Caimos en pecado junto con Adán, pero somos liberados en Cristo.
  3. Santificación: Capítulos 6 al 8.La Libertad gloriosa que tenemos del poder actual del pecado en nuestra vida. Estos capítulos tratan acerca de como opera la justicia de Dios.
  4. Glorificación: Capítulo 8:18-39. La Libertad de la futura presencia del pecado. El creyente tiene nuevas expectativas (18-25) y un nuevo ayudante en la oración (26-27), recibimos sabiduría, y recibimos una nueva meta.
  5. Vindicación: Capítulos 9 al 11. Dios no olvida su pacto eterno con el pueblo de Israel.

La Segunda parte del libro de Romanos habla sobre la Práctica y Conducta: La gran misericordia de Dios resulta en servicio hacia Dios y hacia los hombres. Estos capítulos son el deseo de Dios revelado.

  1. Exhortación Capítulos 12 al 16: La Santificación demostrada en mi vida.
  • Capítulo 12. Demostrada hacia la Iglesia
  • Capítulo 13. Demostrada hacia la sociedad y el gobierno
  • Capítulo 14: Demostrada hacia los demás creyentes con convicciones diferentes
  • Capítulo 15. Demostrada llevando el evangelio. 15:20-21- Tenemos que tener una visión para alcanzar a los no alcanzados. También tenemos que recordar que es importante dar a los que están pasando por necesidad. (“26 Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén.”)
  • Capítulo 16. demostrada en nuestras relaciones interpersonales; Sean amables con otros, Tomen el tiempo y esfuerzo necesario para honrar a los que son honorables a los ojos de Dios.  Hay 35 nombres mencionados en los saludos finales de Romanos. Cada alma importa mucho.

Conclusión: Somos justificados y santificados solo por la justicia de Dios por su gracia hacia nosotros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s